Bucs en español

Toda la actualidad de los Tampa Bay Buccaneers en español.

  • Power Rankings

    [clearspring_widget title="ESPN NFL Power Rankings" wid="470d5349a52f6e1a" pid="48bf33f1f19c0fe6" width="300" height="387" domain="widgets.clearspring.com"]
  • Ultimos resultados

    [clearspring_widget title="ESPN NFL Team" wid="470d53faf6d0d667" pid="48bf3596b6bcf107" width="300" height="387" domain="widgets.clearspring.com"]

Posts Tagged ‘Análisis’

Previa a la temporada 2008

Posted by fleder en agosto 17, 2008

Arrancamos este blog con un artículo hecho por mí para una web amiga: NFL Hispano. Es una previa de cómo veo a los Bucs para esta temporada.

ANALISIS:

La temporada pasada se puede considerar como una de moderado éxito para los Tampa Bay Buccaneers. De terminar 4-12 y en el sótano de la NFC Sur (récord de 0-6 dentro de la división) en la campaña 2006, pasó a ganar la división con un récord de 9-7 (5-1 en la división) y clasificarse para los playoffs con un par de semanas de anticipación al fin de la temporada regular, hecho que le permitió descansar a sus titulares veteranos “tocados” en los últimos partidos de la misma. Al final, tanto descanso resultó ser contraproducente para el rendimiento del equipo que, a pesar de jugar como locales en Wild Cards, fueron sorprendidos por unos New York Giants superiores, que se llevaron una victoria por 24-14 en su camino a la Super Bowl, dejando fuera de playoffs al equipo de Jon Gruden.

Justamente Gruden (así como el General Manager Bruce Allen) han recibido para esta campaña una extensión de contrato por haber alcanzado la postemporada. Pero eso no garantiza nada (ya lo ha comprobado Brian Billick en los Ravens la temporada pasada). Si este año no se logra al menos una victoria en playoffs, hecho que no se consigue desde la gloriosa campaña de 2002-03, cuando los Bucs lograron su primer y único anillo de Super Bowl, el futuro del técnico en Tampa puede ser muy incierto.

Como otro hecho digno de ser recordado de la pasada temporada, hay que destacar el retorno de kickoff para touchdown logrado por Micheal Spurlock en la semana 15. contra Atlanta, en la victoria por 37-3. ¿Por qué es digno de ser mencionado? Fue la primera vez en la historia de la franquicia (32 años) que se consigue, una “maldición” que duró demasiado tiempo y que era una de los lastres que recordaban los oscuros comienzos de la franquicia.

ATAQUE
Jeff Garcia fue la solución para los Bucs en la posición de mariscal, con un desempeño más que interesante en la compleja West Coast Offense de Gruden. En su 1ª temporada en Florida batió recods de la franquicia como sus 197 lanzamientos consecutivos sin intercepción o sus 18 pases completados seguidos en un partido. Sin embargo, su elevada edad y sus problemas de lesiones, sumados al holdout que está manteniendo por un nuevo contrato, no lo hacen una alternativa viable para el futuro. Su reemplazo, Luke McCown, jugó 5 partidos la temporada pasada y también tuvo un buen rendimiento, relegando así a Bruce Gradkowski (ya cortado) y a Chris Simms (cuya continuidad pende de un hilo). Hay que decir que la manía de “Chucky” Gruden por coleccionar QBs trajo dos nuevos nombres: Brian Griese (vuelve al club después de su paso por Chicago) y Josh Johnson (elegido en la quinta ronda del draft). Hasta suena como uno de los destinos del legendario Brett Favre, en el caso de que éste aplace definitivamente su retiro. En resumen, la posición de QB es un auténtico misterio en vísperas de comenzar el training camp.

En la línea ofensiva, una de las grandes adiciones de la agencia libre fue la de Jeff Faine, center procedente de los New Orleans Saints, quien debería ayudar a una unidad en ascenso. Sumado a la elección en el draft de Jeremy Zuttah y a las consolidaciones de jugadores como Donald Penn, quien suplió en la posición de LT al lesionado Luke Petitgout, y del RT Jeremy Trueblood, se convierten en la columna vertebral de una OL que va ganando en solidez y maduración. Los guards titulares serían Davin Joseph por derecha y Arron Sears por la izquierda, con Dan Buenning como reserva. La mayor batalla en el Training Camp que se prevé en la unidad se presentará precisamente en la posición de tackle izquierdo, donde tendrá mucho que ver el grado de recuperación de Petitgout de una lesión de ligamento cruzado anterior en su rodilla.

En cuanto a los corredores, hay que recordar que Cadillac Williams sufrió una lesión muy grave que lo alejó del juego por casi todo el año pasado. Surgió entonces la figura de Earnest Graham, un corredor de equipos especiales que tomó el puesto de titular y no lo soltó en toda la temporada. Hoy por hoy, sería el corredor titular del equipo, ya que el “Cadillac” no ha conseguido nunca recuperar el nivel de sus primeros partidos como profesional. El equipo, de todos modos, no se quedó quieto y le trajo algo más de competencia en la posición, con veteranos corredores como Michael Bennett y Warrick Dunn (otro jugador que retorna al equipo), que aportarán fondo de banquillo. Otra lesión devastadora que sufrieron los Bucs fue la del emblemático Mike Alstott, que acabó con su carrera profesional, promoviendo a B.J. Askew al puesto de fullback titular del equipo, con Byron Storer cubriéndole las espaldas.

En cuanto al cuerpo de receptores, otro año pasa y la unidad sigue sin grandes señales de renovación, dependiendo básicamente del eterno Joey Galloway y de la (escasa) producción de jugadores como Michael Clayton o Ike Hilliard. La llegada de Antonio Bryant, jugador problemático y que acarrea un periodo de inactividad bastante largo, o la elección en la 2ª ronda del draft de Dexter Jackson, jugador procedente del sorprendente Appalachian State, no parecen refuerzos de talla suficiente como para revolucionar la unidad. En cuanto a los TE, Jerramy Stevens fue renovado (una movida que trajo bastante ruido por sus problemas con la ley), aunque Alex Smith podría desbancarlo. Ben Troupe y John Gilmore dan profundidad a la unidad y seguro que tendrán sus oportunidades para jugar también, ya que Gruden planea usar con más frecuencia formaciones de doble TE.

DEFENSA
Otro año más en el equipo y el genial Monte Kiffin (probablemente, el mejor coordinador defensivo en la actualidad y uno de los mejores de todos los tiempos) sigue sacando conejos de la chistera. La defensa terminó segunda en el total general de la NFL y primera contra el pase. Este año el draft no se centralizó tanto en la idea de renovar la defensiva, aunque se han firmado algunos jugadores que deberían tener impacto en el futuro cercano.

En lo que se refiere a la línea defensiva, la gran sorpresa de la pasada campaña fue el rendimiento de un jugador proveniente del Arena Football, Greg White, quien lideró al equipo con ocho sacks jugando como reserva en la mayoría de los partidos. Es un buen guardaespaldas del “first-rounder” Gaines Adams, quien tuvo un comienzo lento en su debut profesional, pero que fue mejorando con el transcurrir de la temporada. Las batalla se plantea en el lado derecho, entre el recientemente fichado Marques Douglas, el veterano Kevin Carter y el propio White. Serán los encargados de generar la presión necesaria por los laterales. En el centro, Chris Hovan y Jovan Haye forman una pareja muy sólida y contundente. Se espera también la colaboración del rookie de 4ª ronda, Dre Moore en las rotaciones.

El jugador emblemático del cuerpo de linebackers, Derrick Brooks, disputará su decimocuarta temporada en la franquicia, y es probable que sea la última. Es el eterno titular del lado débil. Junto a él, repetirán Barrett Ruud en el centro, después de ganar la titularidad durante su magnífica temporada pasada, y el rápido y efectivo Cato June en el lado fuerte, después de acoplarse perfectamente al sistema defensivo del equipo también la pasada campaña. Como reservas, Kiffin cuenta con Ryan Nece, en la posición de Sam, Teddy Lehman en la de Mike y Adam Hayward en la de Will. El rookie Geno Hayes y Quincy Black podrían tener también sus minutos de juego.

La secundaria sigue siendo comandada por otro veterano de lujo, el CB Ronde Barber. Se encuentra ya en el declinar de su carrera, pero su inteligencia y su capacidad de placar suplen sus limitaciones en cobertura. Con la salida de Brian Kelly, se espera que el rookie de 1ª ronda, Aqib Talib, presente batalla a Philip Buchanan por la titularidad de CB izquierdo. El agente libre Eugene Wilson, procedente de los Patriots, pueda hacer la transición de safety a cornerback sin demasiados problemas y pueda dar cobertura tanto a los CB como a los safeties. En cuanto a esta última posición, cabe mencionar el gran impacto que tuvo Tanard Jackson, free safety, en su temporada de rookie. Junto a Jermaine Philips como strong safety, serán los hombres encargados de cerrar la defensa. Will Allen y Sabby Piscitelli dan profundidad a la unidad.

EQUIPOS ESPECIALES
No hay mayores movimientos en los equipos especiales. Tanto el kicker Matt Bryant, como el punter Josh Bidwell se mantienen con el equipo en sus respectivas posiciones. Hasta el long snapper Andrew Economos ha renovado y seguirá jugando en el equipo. Los tres son brillantes en sus posiciones.

En cuanto a los retornos, al ya mencionado Micheal Spurlock se le suma la adición vía draft de Dexter Jackson, un retornador explosivo, quien puede encargarse de los retornos tanto de punt como de kickoff. Los Buccaneers quieren revitalizar este apartado para que no se vuelvan a hacer esperar tanto los TD de retorno.

La temporada pasada se puede considerar como una de moderado éxito para los Tampa Bay Buccaneers. De terminar 4-12 y en el sótano de la NFC Sur (récord de 0-6 dentro de la división) en la campaña 2006, pasó a ganar la división con un récord de 9-7 (5-1 en la división) y clasificarse para los playoffs con un par de semanas de anticipación al fin de la temporada regular, hecho que le permitió descansar a sus titulares veteranos “tocados” en los últimos partidos de la misma. Al final, tanto descanso resultó ser contraproducente para el rendimiento del equipo que, a pesar de jugar como locales en Wild Cards, fueron sorprendidos por unos New York Giants superiores, que se llevaron una victoria por 24-14 en su camino a la Super Bowl, dejando fuera de playoffs al equipo de Jon Gruden.

Justamente Gruden (así como el General Manager Bruce Allen) han recibido para esta campaña una extensión de contrato por haber alcanzado la postemporada. Pero eso no garantiza nada (ya lo ha comprobado Brian Billick en los Ravens la temporada pasada). Si este año no se logra al menos una victoria en playoffs, hecho que no se consigue desde la gloriosa campaña de 2002-03, cuando los Bucs lograron su primer y único anillo de Super Bowl, el futuro del técnico en Tampa puede ser muy incierto.

Como otro hecho digno de ser recordado de la pasada temporada, hay que destacar el retorno de kickoff para touchdown logrado por Micheal Spurlock en la semana 15. contra Atlanta, en la victoria por 37-3. ¿Por qué es digno de ser mencionado? Fue la primera vez en la historia de la franquicia (32 años) que se consigue, una “maldición” que duró demasiado tiempo y que era una de los lastres que recordaban los oscuros comienzos de la franquicia.

ATAQUE
Jeff Garcia fue la solución para los Bucs en la posición de mariscal, con un desempeño más que interesante en la compleja West Coast Offense de Gruden. En su 1ª temporada en Florida batió recods de la franquicia como sus 197 lanzamientos consecutivos sin intercepción o sus 18 pases completados seguidos en un partido. Sin embargo, su elevada edad y sus problemas de lesiones, sumados al holdout que está manteniendo por un nuevo contrato, no lo hacen una alternativa viable para el futuro. Su reemplazo, Luke McCown, jugó 5 partidos la temporada pasada y también tuvo un buen rendimiento, relegando así a Bruce Gradkowski (ya cortado) y a Chris Simms (cuya continuidad pende de un hilo). Hay que decir que la manía de “Chucky” Gruden por coleccionar QBs trajo dos nuevos nombres: Brian Griese (vuelve al club después de su paso por Chicago) y Josh Johnson (elegido en la quinta ronda del draft). Hasta suena como uno de los destinos del legendario Brett Favre, en el caso de que éste aplace definitivamente su retiro. En resumen, la posición de QB es un auténtico misterio en vísperas de comenzar el training camp.

En la línea ofensiva, una de las grandes adiciones de la agencia libre fue la de Jeff Faine, center procedente de los New Orleans Saints, quien debería ayudar a una unidad en ascenso. Sumado a la elección en el draft de Jeremy Zuttah y a las consolidaciones de jugadores como Donald Penn, quien suplió en la posición de LT al lesionado Luke Petitgout, y del RT Jeremy Trueblood, se convierten en la columna vertebral de una OL que va ganando en solidez y maduración. Los guards titulares serían Davin Joseph por derecha y Arron Sears por la izquierda, con Dan Buenning como reserva. La mayor batalla en el Training Camp que se prevé en la unidad se presentará precisamente en la posición de tackle izquierdo, donde tendrá mucho que ver el grado de recuperación de Petitgout de una lesión de ligamento cruzado anterior en su rodilla.

En cuanto a los corredores, hay que recordar que Cadillac Williams sufrió una lesión muy grave que lo alejó del juego por casi todo el año pasado. Surgió entonces la figura de Earnest Graham, un corredor de equipos especiales que tomó el puesto de titular y no lo soltó en toda la temporada. Hoy por hoy, sería el corredor titular del equipo, ya que el “Cadillac” no ha conseguido nunca recuperar el nivel de sus primeros partidos como profesional. El equipo, de todos modos, no se quedó quieto y le trajo algo más de competencia en la posición, con veteranos corredores como Michael Bennett y Warrick Dunn (otro jugador que retorna al equipo), que aportarán fondo de banquillo. Otra lesión devastadora que sufrieron los Bucs fue la del emblemático Mike Alstott, que acabó con su carrera profesional, promoviendo a B.J. Askew al puesto de fullback titular del equipo, con Byron Storer cubriéndole las espaldas.

En cuanto al cuerpo de receptores, otro año pasa y la unidad sigue sin grandes señales de renovación, dependiendo básicamente del eterno Joey Galloway y de la (escasa) producción de jugadores como Michael Clayton o Ike Hilliard. La llegada de Antonio Bryant, jugador problemático y que acarrea un periodo de inactividad bastante largo, o la elección en la 2ª ronda del draft de Dexter Jackson, jugador procedente del sorprendente Appalachian State, no parecen refuerzos de talla suficiente como para revolucionar la unidad. En cuanto a los TE, Jerramy Stevens fue renovado (una movida que trajo bastante ruido por sus problemas con la ley), aunque Alex Smith podría desbancarlo. Ben Troupe y John Gilmore dan profundidad a la unidad y seguro que tendrán sus oportunidades para jugar también, ya que Gruden planea usar con más frecuencia formaciones de doble TE.

DEFENSA
Otro año más en el equipo y el genial Monte Kiffin (probablemente, el mejor coordinador defensivo en la actualidad y uno de los mejores de todos los tiempos) sigue sacando conejos de la chistera. La defensa terminó segunda en el total general de la NFL y primera contra el pase. Este año el draft no se centralizó tanto en la idea de renovar la defensiva, aunque se han firmado algunos jugadores que deberían tener impacto en el futuro cercano.

En lo que se refiere a la línea defensiva, la gran sorpresa de la pasada campaña fue el rendimiento de un jugador proveniente del Arena Football, Greg White, quien lideró al equipo con ocho sacks jugando como reserva en la mayoría de los partidos. Es un buen guardaespaldas del “first-rounder” Gaines Adams, quien tuvo un comienzo lento en su debut profesional, pero que fue mejorando con el transcurrir de la temporada. Las batalla se plantea en el lado derecho, entre el recientemente fichado Marques Douglas, el veterano Kevin Carter y el propio White. Serán los encargados de generar la presión necesaria por los laterales. En el centro, Chris Hovan y Jovan Haye forman una pareja muy sólida y contundente. Se espera también la colaboración del rookie de 4ª ronda, Dre Moore en las rotaciones.

El jugador emblemático del cuerpo de linebackers, Derrick Brooks, disputará su decimocuarta temporada en la franquicia, y es probable que sea la última. Es el eterno titular del lado débil. Junto a él, repetirán Barrett Ruud en el centro, después de ganar la titularidad durante su magnífica temporada pasada, y el rápido y efectivo Cato June en el lado fuerte, después de acoplarse perfectamente al sistema defensivo del equipo también la pasada campaña. Como reservas, Kiffin cuenta con Ryan Nece, en la posición de Sam, Teddy Lehman en la de Mike y Adam Hayward en la de Will. El rookie Geno Hayes y Quincy Black podrían tener también sus minutos de juego.

La secundaria sigue siendo comandada por otro veterano de lujo, el CB Ronde Barber. Se encuentra ya en el declinar de su carrera, pero su inteligencia y su capacidad de placar suplen sus limitaciones en cobertura. Con la salida de Brian Kelly, se espera que el rookie de 1ª ronda, Aqib Talib, presente batalla a Philip Buchanan por la titularidad de CB izquierdo. El agente libre Eugene Wilson, procedente de los Patriots, pueda hacer la transición de safety a cornerback sin demasiados problemas y pueda dar cobertura tanto a los CB como a los safeties. En cuanto a esta última posición, cabe mencionar el gran impacto que tuvo Tanard Jackson, free safety, en su temporada de rookie. Junto a Jermaine Philips como strong safety, serán los hombres encargados de cerrar la defensa. Will Allen y Sabby Piscitelli dan profundidad a la unidad.

EQUIPOS ESPECIALES
No hay mayores movimientos en los equipos especiales. Tanto el kicker Matt Bryant, como el punter Josh Bidwell se mantienen con el equipo en sus respectivas posiciones. Hasta el long snapper Andrew Economos ha renovado y seguirá jugando en el equipo. Los tres son brillantes en sus posiciones.

En cuanto a los retornos, al ya mencionado Micheal Spurlock se le suma la adición vía draft de Dexter Jackson, un retornador explosivo, quien puede encargarse de los retornos tanto de punt como de kickoff. Los Buccaneers quieren revitalizar este apartado para que no se vuelvan a hacer esperar tanto los TD de retorno.

Notas posteriores:

* Brett Favre finalmente salió de su retiro y, a pesar de tener a los Bucs en su lista de equipos potables, se decidió a jugar para los NY Jets.

** Teddy Lehman fue cortado por Tampa Bay el 25 de julio y volvió a los Detroit Lions, quienes lo cortaron el 8 de agosto.

Anuncios

Posted in Equipo | Etiquetado: , | Leave a Comment »